Etiquetas

lunes, 8 de agosto de 2011

Cantaoras y bailaora recuperan el festival 'Caldo Minero' en Pechina

El cante y el toque revivieron tras cuatro años entre restos de las explotaciones y las aguas de los baños de Sierra Alhamilla con la Peña 'El Yunque'


Hay lugares y lugares y, aunque cualquiera sea idóneo para ver y oír flamenco, los Baños de Sierra Alhamilla, en Pechina, con todo su entorno mediombiental y reflejo de un pasado minero constituye uno de los más singulares. Más de un millar de aficionados disfrutaron de las actuaciones del X Festival 'Caldo Minero', que ha vuelto tras cuatro años de parón tras su recuperación en 1990 con la organización de la Peña Flamenca El Yunque y la colaboración de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento pechinero.
Como gran novedad de esta nueva edición destacó el protagonismo de la mujer. Tres fueron las cantaoras que desfilaron por el escenario: Rocío Segura, Sonia Miranda y Montse Pérez, acompañadas a la guitarra por Antonio Carrión y Jesús Zarrías, y otra completó el cartel en el apartado del baile: Sonia Berenguel con su grupo. Todas, al igual que los guitarristas y el público asistente probablemente disfrutaron asimismo al final del festival con la tacita de caldo minero, que no solamente traería algún que otro recuerdo del pasado, sino que también sirvió para compensar el fresquito que por tales terruños suele aparecer a primeras horas de la madrugada.
'Caldo Minero', desde una perspectiva exclusivamente jonda, dejó constancia de la consagración como figuras del flamenco en la que se encuentran tanto las tres cantaoras como la bailaora locales. Cada una supo desplegar en sus respectivas actuaciones todo el poder artístico que acumulan en sus venas. La nueva edición pone un granito de arena más en la recuperación de las señas de identidad de Pechina e incluso en otras localidades y la respuesta recibida, así como los apoyos llegados, hacen pensar que vuelva a su periodicidad bienal con la que se puso en marcha en su repesca hace ya veinte años.
Pocas personas de las que asistieron al festival dejaron de comentar, aunque conocieran el ambiente, la naturaleza de oasis que tiene el ámbito elegido para 'Caldo Minero' con el protagonismo especial de las palmeras dentro de esa vegetación existente sobre todo después de la imagen desértica que ofrece el trayecto hasta que se accede a los Baños de Sierra Alhamilla, en los que también es posible apreciar todavía, pese a los años transcurridos desde el abandono de las explotaciones, los restos que atestiguan la existencia de una industria minera tales como los planos inclinados y el cable hasta la estación existente al comienzo del trazado del ferrocarril hasta Almería.

Nuestras cosas

....-
Loading...